Monumentos

Fortificación Vaubán
Erigida en la segunda mitad del siglo XVII para reforzar las defensas de Badajoz con ocasión de las guerras de separación de Portugal de la Corona de España, entre 1640 y 1668, su disposición respetó la Alcazaba árabe, a la que se adosa en sus arranques por los extremos NW y SE. La obra esta fabricada en piedra, ladrillo, y hormigón de cal, con refuerzo de sillares en distintos puntos, y constituye un completo sistemas de murallas y todos los demás elementos complementarios propios de este modelos de fortificación representando un acabado e insuperable ejemplo de ingeniería militar de la época. Contaba la muralla con ocho baluartes, todos dispuestos hacia el sur, al estar la defensa por el norte garantizada por los ríos Guadiana y Rivilla. Los baluartes, comenzando por el extremo de Levante, son los siguientes: 1) San Pedro, junto a la Puerta de Mérida. 2) La Trinidad, en la que se abre la puerta del mismo nombre. 3) Santa María, o de la Laguna, donde más tarde se erigió el colegio de "Los Pinos", o Lope de Vega. 4) San Roque, donde a mediados del siglo Pasado se construyó la Plaza de Toros Vieja y actualmente se levanta el Palacio de Congresos. 5) San Juan, o de la Bomba, donde se ubicó en el siglo XVII el Cuartel de Caballería. Entre los dos últimos se abre la puerta del Pilar, antes llamada de Jerez, o Santa Marina. Este baluarte no existe en la actualidad. 6) de Santiago, o de los mixtos, donde existió un polvorín, y posteriormente se colocó el monumento al General Menacho, que heroicamente perdió la vida defendiendo la ciudad de los franceses,  y donde actualmente se encuentra el Parking del mismo nombre. 7) San José, donde se sitúa el Cuartel de la Policía. 8) San Vicente, donde se construyó la Escuela de Artes y Oficios "Adelardo Covarsí", hoy Instituto Politécnico. Distintos hornabeques y medias lunas o lunetas, semibaluartes, taludes, fosos, glacis, escarpas y contraescarpas, cañoneras, caponeras, pasos cubiertos, garitas angulares, y otros elementos, completaban el cerco amurallado principal. Mencionemos, entre las fortificaciones complementarias, los fuertes de San Cristóbal, Cabeza del Puente de Palmas y Pardaleras; semibaluartes de Puerta de Palmas; polvorines de San Vicente, Santiago, San Roque, y San Gabriel; y los revellines la luneta de San Roque, la Picuriña y Verlé o de Orinaza, frente al fuerte de San Cristóbal. Las tres puertas principales originarias del sistema fueron las citadas de la Trinidad, el Pilar, y Puerta Nueva o de Palmas, pasando después tal denominación de Nueva a la abierta tras el Palacio de Godoy, a finales del siglo XVII. Parecidos sistemas dispusieron los portugueses en Olivenza y Elvas. Estos dos, junto con los de Cádiz, Pamplona, y pocos lugares más, son las únicas realizaciones similares parangonables al formidable sistema Vaubán de Badajoz.
  • Fortificación Vaubán
Ayuntamiento de Badajoz
Plaza de España, 1 - 06002 Badajoz (España)
Telf. (+34) 924 21 00 00
subir