Monumentos

Muralla de la Alcazaba

Situada en la parte más alta de la ciudad, se conserva escasamente alterada respecto de como la configuración de los reyes moros de Badajoz. Cuenta con tres puertas principales: del Capitel; Apendiz; y de Carros o de Yelbes, y un portillo, el llamado del río, o de la Traición, situado entre las ya desaparecidas corachas. Entre los numerosos torreones de refuerzo de las cortinas amuralladas, y las torres avanzadas de vigilancia, cabe recordar las de la Horca, y las Siete Ventanas, además de la del Apendiz. Otras, pertenecen ocultas tras las edificaciones que se fueron adosando a la fortificación en distintas épocas. En el interior de la Alcazaba se mantuvo todo el caserío que constituía la ciudad, a excepción del importante arrabal del noroeste, hasta el siglo XV. Encerradas en tal ámbito existieron tres mezquitas mahometanas, convertidas posteriormente en iglesias bajo las advocaciones de Santiago; Santa María de Calatrava o de los Freyres, de los Caballeros de Alcántara; y San Pedro;así como catedral durante ciertos períodos, y también llamada por tal razón "La Obispal", o "La Sede", con culto hasta finales del siglo XVIII. Se alzaron asimismo en el interior de la Alcazaba suntuosos palacios, como el de los monarcas árabes de la dinastía aftasida, y mas tarde del renacentista de los Duques de Feria, o de Roca, buen ejemplo de residencia señorial fortificada, con un bello claustro mudéjar, y donde en la actualidad se halla instalado el Museo Arqueológico Provincial. Como expresión de la arquitectura militar-asistencial del siglo pasado, debe mencionarse el complejo del Hospital Militar, existente también en el recinto árabe. La panorámica que se domina desde la parte norte de la Alcazaba, merece por si sola la visita a este monumento.

  • Parque de la Alcazaba
  • Parque de la Alcazaba
  • Jardines de la Alcazaba
Ayuntamiento de Badajoz
Plaza de España, 1 06002 Badajoz, España
Telf. +34-924210000
subir