Actualidad
TV MUNICIPAL Y REDES SOCIALES
Cerrar
Servicios a la ciudadanía
ACTUALIDAD ACTUALIDAD
/ ESPECIALES / ayto

Discurso de Investidura del Alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera

01.07.2021

El sábado 26 de junio de 2021 se celebró el pleno de investidura del alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera. Compartimos su discurso de investidura.

DISCURSO INVESTIDURA

Señoras y señores concejales, autoridades, interventora y secretario de la Corporación, vecinos, vecinas, compañeros y amigos. Muchas gracias por vuestra presencia y apoyo, por compartir este día tan especial y, sobre todo, por haber depositado en mí la confianza para trabajar como alcalde de Badajoz.

Quiero agradecer también la presencia de mi familia, de mis padres, mi hermana y mi mujer, por su apoyo leal e incondicional, imprescindible durante esta etapa como servidor público.

Mi recuerdo sincero para todos los que han tenido el privilegio y honor de ostentar antes esta responsabilidad durante nuestra democracia, Luis Movilla, Manuel Rojas, Gabriel Montesinos y al querido Miguel Celdrán, al que tanto debe esta ciudad y a quien lamentablemente perdimos hace poco. Desde aquí un cariñoso saludo a toda su familia y amigos. Y por supuesto también a mi predecesor, hoy presente, Francisco Javier Fragoso. Gracias por tu trabajo durante tantos años Fran.

Hoy, como decía, asumo el mayor privilegio y también la mayor responsabilidad que puede tener alguien nacido en Badajoz, criado aquí, en sus calles y en sus plazas, y que ha elegido Badajoz como su lugar en el mundo, el sitio donde vivir y formar una familia.

Hoy estoy aquí por mi amor a esta ciudad. Por eso me lancé a la carrera política, por eso acepté el reto de liderar el proyecto de Ciudadanos en nuestra ciudad. Mi amor es incondicional, sin fisuras, y quise aportar mi granito de arena para hacer de la nuestra una ciudad mejor. Quise comprometerme con ella y trabajar para ella.

Y soy absolutamente consciente de que sólo con sentimentalismos o buenas intenciones no voy a hacer mejor mi trabajo. Con este cargo asumo una enorme responsabilidad, soy consciente de ello. Espero, y así lo expreso con total sinceridad a los vecinos de Badajoz, responder a las expectativas que hoy se depositan en mí, expectativas que son y deben ser altas, porque pienso dar lo mejor de mí en lo que queda de mandato. A partir hoy, y con el permiso de mi familia y mis amigos, todo lo que tengo se lo voy a dar a Badajoz.

Es un orgullo, sin duda, representar a esta ciudad y a mis vecinos, pero lo importante no es el cargo de alcalde, lo importante es lo que hagas con él. Vengo de la sociedad civil, conozco la realidad que se vive en las calles, y concibo la alcaldía como una herramienta privilegiada, probablemente la mejor, para poner en marcha un proyecto sólido y de futuro que mejore la vida de todos los pacenses.

A eso he venido a la política y a eso me voy a dedicar ahora como alcalde, a ser servidor público, en mayúsculas, y a trabajar por el bienestar de mis vecinos. Porque debemos tener siempre presente y no olvidar jamás que nuestras decisiones influyen directamente en el día a día de la gente, de nuestra gente, y eso debe guiar todas y cada una de nuestras decisiones.

Y por todo ello lanzo hoy en este acto, mi primer acto como alcalde, un mensaje a toda la corporación y a todos sus concejales. Seamos aliados y no rivales, aparquemos la crispación, tendamos puentes y centrémonos en el diálogo constructivo. La política debe centrarse en lo que nos une y no en lo que nos separa. La política municipal de forma especial. Es la única forma en la que puede ayudar, desde su esfera, a que sigamos avanzando como sociedad.

Es un hecho triste, pero no por ello menos cierto que cada vez más los discursos políticos prescinden de las propuestas o las ideas de construcción de un proyecto de sociedad, centrándose meramente en ir unos contra otros. Así no construiremos el futuro. Así no mejoraremos el presente.

Frente a eso, mi objetivo es gobernar para alcanzar ese territorio compartido que es el sentido común. Y tener siempre en el centro de ese sentido común a la ciudad de Badajoz.

A todos os tiendo la mano, desde el compromiso y la convicción del modelo de ciudad que defendemos en nuestros acuerdos programáticos, pero sabiendo que también desde la legítima discrepancia se pueden alcanzar consensos que beneficien al conjunto de esta ciudad.

Este mandato será el mandato del diálogo y la moderación y me comprometo a que se pueda resumir en cuatro palabras: Badajoz, por encima de todo.

Es cierto que estamos afrontando el mayor reto de nuestra historia reciente, una pandemia mundial que nos ha arrebatado demasiado, incluida la vida de padres, madres, hermanos, hijos, amigos y vecinos a los que llevaremos siempre en nuestros corazones. Quienes se han marchado también han construido la ciudad que hoy conocemos, y desde aquí quiero acordarme de todos ellos, de sus familiares y quiero, además, que este recuerdo sirva de reconocimiento en su memoria.

No cabe duda de que en lo verdaderamente importante todos somos iguales. Y esta pandemia nos debe servir para que ahora, más que nunca, estemos unidos, ya que solo juntos podremos superar sus devastadoras consecuencias.

Los vecinos de Badajoz hemos sido excepcionalmente valientes, demostrando que podemos ser una sociedad prudente y solidaria, que sabe arrimar el hombro por el otro, por el vecino, por el que necesita ayuda, que no tiene miedo al sacrificio personal cuando este se nos solicita para alcanzar un bien común. Fue ejemplar el comportamiento de esta ciudad en los momentos más difíciles, y fueron emocionantes también los gestos que nos brindamos unos a otros.

Desde el Ayuntamiento, quiero pensar que asumimos nuestra responsabilidad trasmitiendo a la ciudadanía seguridad, liderazgo y cercanía. Cometimos errores, sin duda, pero nuestras decisiones y nuestras acciones se ejecutaron con seriedad, con eficacia y con altas dosis de sentido común como única vacuna posible contra el desconcierto que existía en los primeros meses de pandemia.

Esta corporación en su conjunto ha vivido la tremenda experiencia de tener que enfrentarse a esto juntos. Puedo decir que todos y cada uno de los concejales de esta corporación con responsabilidades de gobierno se han dejado la piel esos terribles días. Lo vivido nos ha hecho aún más equipo, más compañeros y, sin duda, mejores personas. Estoy orgulloso de poder liderar ahora este equipo que supo estar a la altura en la peor crisis vivida por nuestro país en décadas. A todos los servicios municipales, gracias, agradecimiento infinito por el servicio prestado a esta ciudad.

Pero no nos equivoquemos. El principal reto ahora sigue siendo combatir la pandemia. En este sentido, seguiremos siendo un ayuntamiento prudente, y trabajaremos desde la lealtad y la cooperación con el resto de administraciones. Esta es una lucha sanitaria, pero también económica y social. Ese será un gran reto: recuperar nuestro tejido productivo y mitigar los efectos de la crisis económica.

Y cambia el alcalde, pero el proyecto se reafirma, un proyecto que se va a caracterizar por la ilusión, la valentía, el emprendimiento, el entendimiento y el orgullo de ser y sentirse pacense.

Badajoz es una ciudad abierta, amable, valiente, que se ha hecho fuerte en la frontera, que ha crecido orgullosa a orillas de su río Guadiana, ciudad comercial, emprendedora, familiar, de gente humilde y trabajadora, ciudad internacional y tolerante, con ganas de hacer Europa, que respeta sus tradiciones y que mira con ambición al futuro, porque sabe adaptarse a los tiempos y a los retos que encuentra en su camino. Estoy muy orgulloso de mi ciudad y aspiro a que todo el mundo, sea vecino o visitante, se enamore de Badajoz y sienta el mismo amor que yo siento por ella.

Así, desde la estabilidad de este gobierno local, vamos a reforzar aún más nuestro proyecto para convertir a Badajoz en una capital moderna y social, en una capital referente nacional e internacional. Desde la base de un proyecto abierto y sensato, basado en el sentido común y en políticas transversales que promuevan la igualdad de oportunidades.

Quiero una ciudad respetuosa con su pasado, volcada en su presente e ilusionada con su futuro.

Vamos a recuperar el Casco Antiguo haciendo realidad la creación de su Consorcio, una promesa antigua que este gobierno hará realidad y que involucrará a las diferentes administraciones públicas. Queremos nuestro barrio histórico lleno de vida, lleno de proyectos creativos, innovadores y que sirvan para fomentar la cohesión y la convivencia.

Seguiremos recuperando nuestra Alcazaba, nuestro Hornabeque, nuestro lienzo de muralla en el corredor verde de la calle Stadium, seguiremos peleando por desterrar esa idea absurda de que Badajoz no tiene nada. Tenemos mucho, es hora de mostrarlo y de sentirnos orgullosos de nuestra historia y de nuestro patrimonio.
Vamos a seguir trabajando para conseguir una ciudad ejemplo de limpieza, seguridad y accesibilidad. Quiero un Badajoz sin obstáculos, una ciudad para todos. Quiero un Badajoz en el que nuestros espacios públicos, nuestras calles sean ejemplo, hay mucho por hacer y no tenemos ni un solo segundo que perder.

Nuestra política es de hechos. Por eso vamos a seguir trabajando duramente por la digitalización de la administración, por llevarla a los diferentes barrios y poblados, por habilitar y simplificar herramientas y procedimientos, en definitiva por facilitar aún más las gestiones y mejorar con ello la calidad de vida de los pacenses.

Vamos a reclamar e impulsar la mejora de las conexiones con el interior y, fundamentalmente, con el exterior. Las distancias hoy se miden en tiempo, y no en kilómetros, y Badajoz, hoy, está demasiado lejos. Extremadura, está demasiado lejos. Merecemos más, exigiremos más.

Las fronteras del pasado son ahora las oportunidades del futuro, en este sentido seguiremos trabajando para situar a Badajoz como la principal vía de conexión de Portugal con España y con Europa. De la mano de Elvas y Campo Maior, reforzaremos lazos y avanzaremos en este proyecto común. Como prueba de ello anuncio que mi primera visita institucional será a la ciudad hermana de Elvas, en el marco del proyecto de EUROCIUDAD.

Todo esto es la base para nuestro futuro, seamos conscientes de nuestro enorme potencial y creámonos capaces de convertir a Badajoz en una ciudad aún más atractiva para vivir, pero también para captar grandes proyectos e inversiones que generen empleos estables y de calidad. Ya lo estamos haciendo.

Debemos asumir el liderazgo que nos corresponde por población y situación, sin complejos, con un proyecto de ciudad que sume y aporte a nuestra región, queremos ser el motor que impulse y dé a Extremadura de una vez por todas el lugar que merece en el resto de España. Debemos colaborar de manera leal con el resto de administraciones, debemos exigir y saber dar. Pero sobre todo debemos ser firmes en la defensa de nuestras potencialidades, de nuestros recursos (humanos y logísticos) y de nuestra localización privilegiada.

Badajoz es comercio, pero no puede ser sólo comercio. Debemos abrir la ciudad a otros sectores, debemos ser referentes en logística, industrias agroalimentarias, tecnológicas y por supuesto en energías renovables. Debemos exigir el cumplimiento de los compromisos adquiridos con el CIERE, debemos, en definitiva, posicionar a Badajoz donde debe estar. Tenemos los proyectos, el suelo, los perfiles profesionales necesarios, la formación y la voluntad, sobre todo la firme voluntad, de trabajar juntos y hacer realidad la segunda transformación de nuestra ciudad.

Como ya he dicho nací y crecí en Badajoz. Y salí, como tantos otros, a estudiar y a trabajar en diferentes puntos de España y de Europa. Y es esa experiencia la que me permitió sentir y vivir la vida como la viven y sienten allí donde fui. Y fue precisamente estando lejos, de todo y de todos cuando más consciente fui de qué significa Badajoz para mí. Badajoz es luz, es río, es calle, es carnaval, feria, Semana Santa, tradición y cultura, Badajoz son domingos de blanquinegro, Badajoz es presente y es futuro. Y fue por eso por lo que decidí volver a mis raíces, sabiendo que Badajoz era lo que quería para mi vida y para la vida de mi familia.

Estoy convencido de que juntos vamos a recuperar el orgullo, en parte perdido, de sentirnos de Badajoz, de sentir el privilegio de vivir en sus calles y de transmitirlo allá donde vayamos.

El futuro es vuestro, y este Ayuntamiento va a hacer el máximo esfuerzo para que lo construyamos juntos.

Agradezco nuevamente la confianza mostrada por este Pleno con mi elección, no hay mayor honor ni mayor responsabilidad. Badajoz guiará mis pasos, espero que caminéis conmigo.

Muchas gracias.

 


Actualizado: 01.07.2021